logo

- Newsletter 104 - 09/2022 -

 

Préserver et comprendre nos origines

Le Mur des Migrants | Il Muro dei Migranti | The Wall of Migrants

 

 

La isla de TABARCA

Desde la Antigua Tabarka en Túnez hasta la Nueva Tabarca en España

Henri SCOTTO DI VETTIMO

LA NUEVA TABARCA

La isla de Tabarca, hoy muy concurrida por numerosos turistas durante el período estival, es una "Reserva Marítima". Se halla a cerca de 2,5 millas en el sudeste del Cabo de Santa-Pola, a la altura de Alicante. Llamada también Isla Planea en referencia a su aspecto, su longitud aproximada es de 1800 m y su anchura máxima de 400 m. Vista por avión, hace pensar en un ocho cuyo centro sería una faja de terreno estrecha.

Desde su repoblación en 1769-1770, es relacionada con la municipalidad de Alicante. En otro tiempo dependía de la municipalidad de Elche. 

¿ Quién podría sospechar que esta pequeña isla de aspecto simple, posee un rico pasado marítimo histórico relacionado al mediterráneo de las costas africanas y genovesas ? En 1769, contaba sólo 311 habitantes. Su población está sacada de los presidios de Argel y sobre todo de la antigua Tabarka en la Regencia de Túnez.

LA ANTIGUA TABARKA

En 1540, el pirata Dragut, navegando en las aguas de Córcega, fue atacado por las galeras genovesas de la familia Doria, aliada con los españoles. Hecho encarcelado y asignado al servicio de la familia Lomelini, obtuvo su libertad a cambio de la concesión de los ricos bancos de corales alrededor de la Isla de Tabarka.

Esta isla se sitúa cerca de la desembocadura de Oued-el-Kébir en Túnez. Los Lomellini instalaron allí a habitantes oriundos de Pegli y alrededores de Génova para explotar la concesión. El mismo año dos barcos, transportando a 50 personas hacían rumbo a Tabarka. El comercio del coral próspero, acabó luego por declinar. La isla quedó sin embargo muy ansiada.

En 1738, varios grupos de habitantes emigraron a la Cerdeña, en la isla de San Pedro y fundaron la villa de Carloforte. Fueron 156 familias, es decir 515 personas, las que dejaron la antigua Tabarka. [Ver también: Les Tabarquins de Tunis (1741-1799) - Revue Tunisienne 1943 ]

Deseando recuperar la isla, el Bey de Túnez organizó una expedición en 1741. La población reunida en la plaza de la marina fue desarmada, la bandera tunecina reemplazó la bandera genovesa, la iglesia fue saqueada. Ochocientas cuarenta personas fueron conducidas sobre las galeras y se volvieron esclavas del Bey de Túnez. Un tiempo más tarde, en 1756, los cautivos cambiaron de dueño y fueron trasladados en Argel.

Las relaciones que eran tendidas entre los musulmanes y los cristianos, las tentativas de mediación para recuperar a los esclavos efectuadas por el Estado de Génova y el de Cerdeña no tuvieron éxito. La situación va a mejorarse con la firma entre la España de Carlos III y Marruecos de un tratado de tregua y de comercio. Fue a través de Amet El Gacel, embajador de Marruecos en España, luego en Argel, que las negociaciones van a progresar. Un tratado de intercambio de esclavos fue firmado entre la regencia de Argel y los representantes del rey de España: el monje Fray Manuel Rozalen y el embajador El Gacel. Estaba previsto intercambiar a 1600 esclavos argelinos detenidos en España contra el mismo número de esclavos cristianos detenidos en Argel. Así como no había bastantes esclavos españoles en Argel, otros cautivos cristianos harían partido del lote de cambio. Así fue como los esclavos de la antigua Tabarka llegaron a ser liberados.

Don José Diaz de Veanez fue nombrado comandante de la expedición hacia Argel. Tres navíos, una fragata y otros barcos extranjeros fueron fretados. Durante los cambios, una tempestad forzó ciertos barcos a volver atrás, pero ya 859 cautivos cristianos estaban a bordo. A finales de diciembre de 1768, estos cautivos fueron desembarcados en Cartagena, pero ninguno era de Tabarka. Durante este tiempo, bajo la dirección del Padre Juan de la Virgen, los padres redentores, quedados en el mismo lugar, se apresuraron para los cambios y los rescates de esclavos esparcidos y que pertenecían a particulares.

Fue en el curso de la segunda expedición siempre encargada por José Diaz de Veanez que 315 Tabarquinos embarcados sobre los navíos San Vicente y San Teresa llegaron por fin a Cartagena en primavera de 1769. Estos Tabarquinos liberados fueron trasladados en Alicante en mayo de 1769 donde estuvieron alojados en la antigua Residencia de la Compañía de Jesús, antes su instalación en la isla Plana de San Pablo.

INSTALACION A NUEVA TABARCA

La isla Plana de San Pablo, reconocida "Nido de Piratas" en el siglo 18, era el lugar ideal para una población. Los antiguos cautivos, en su mayoría pesqueros, tenían descendencia allí. La isla fue renombrada Nueva Tabarca luego Tabarca como recuerdo de la antigua Tabarka, la tunecina. En esta circunstancia, un censo de población detallado estaba establecido [Censo de población en 1769].

Era necesario hacer acto de presencia en esta isla por razones estratégicas. Se nombró a un ingeniero, Fernando Mendez para hacer construir murallas y fortificaciones que protegerián el pueblo con calles rectilíneas, el Palacio del Gobernador, el Ayuntamiento y la plaza. Para necesidades religiosas construyeron un pequeño oratorio y la primera piedra de la iglesia fue bendita en diciembre de 1770. Un pequeño puerto pesquero existe siempre en la partida central la más estrecha de la isla.

Fuente de información : Vicente MARTINEZ MORELLA, Matricula de los Tabarquinos
José Luis GONZALEZ ARPIDE, Los Tabarquinos
Antonio BAILE,
Nueva Tabarca : Nido de Piratas

1° Mayo 2007  [version française ]


© La Grande Famille de Procida & Ischia [ www.procida-family.com | www.ischia-family.com ]